menu
* En la década los noventa, una mujer adoptó a una extraña criatura que encontró en el bosque.
* 20 años después de la muerte de la mujer y de la “criatura”, la gente todavía se pregunta sobre lo que realmente era aquello.

En el verano de 1996, la pequeña ciudad de Kishtim (a 1.764 km al este de Moscú), en la región de los Urales. Una mujer jubilada, Tamara Vasilievna Prosvirina, caminaba por la calle con algo cubierto por una manta.



Ella nos decía: ‘Es mi bebé, Alióshenka (abreviatura de Alexéi), pero nunca lo demostró. Prosvírina tenía un hijo llamado Alexéi, pero en aquella época era ya un adulto, y en 1996 cumplía condena por robo. Así que decidimos que la mujer se había vuelto loca, que hablaba con un juguete pensando que era su hijo”, recuerdan los lugareños. 

Un día, sucedió lo inevitable. Los vecinos de Prosvírina llamaron al hospital y los médicos se la llevaron a pesar de sus súplicas sobre la existencia de un pequeño niño que necesitaba de sus cuidados, fue enviada a una clínica para ser tratada por esquizofrenia. 

* La criatura que transportaba entre los pliegues de la manta, sin embargo, no era un juguete, sino un ser vivo.

* Según fuentes locales, el bebé de Prosvirina murió a los pocos días de hambre, dado que quienes la llevaron al nosocomio ignoraron que había un “ser” en esa casa.

“¿Pero cómo podían creer las palabras de una mujer con esquizofrenia aguda?”, se encoge de hombros un paramédico local.

Los que vieron a Alióshenka en vida lo describieron como un humanoide de 20-25 centímetros de altura. “Cuerpo castaño, sin pelo, grandes ojos salientes, moviendo sus pequeños labios, haciendo sonidos chirriantes...”, según Tamara Naumova, amiga de Prosvírina que había visto a Alióshenka en su apartamento

Su aspecto de cebolla no parecía humano en absoluto.

Su boca era roja y redonda, nos miraba...”, asegura la nuera de Prosvírina. Según ella, la mujer alimentaba al extraño “bebé” con requesón y leche condensada. “Parecía triste, yo sentía dolor al mirarlo”, recordó la nuera.



El enano de Kishtim

El enano de Kishtim

El periodista Andréi Loshak, que hizo la película El enano de Kishtim, citó a los lugareños: 

Tal vez Alióshenka fuese un humanoide (extraterrestre), pero en ese caso cometió un terrible error al aterrizar en Kishtim”. 

Suena a verdad: la ciudad de 37.000 habitantes no es exactamente el paraíso. Incluso si no se tiene en cuenta que en 1957, Kishtim se enfrentó al primer desastre nuclear de la historia soviética. 

A veces los pescadores atrapan peces sin ojos ni aletas”, comenta Loshak. Por lo tanto, la teoría de que Alióshenka fue un mutante humano deformado por la radiación también ha sido siempre una explicación popular.



En 2004 y según un comunicado oficial publicado el 15 de abril, las pruebas de ADN mostraron que el cadáver era un feto humano de sexo femenino de 20 a 25 semanas. 

Los expertos dijeron que las afirmaciones de que Prosvirina lo había encontrado con vida y criado durante varios días eran infundadas, ya que no podría haber sobrevivido fuera del útero durante más de unas pocas horas.

Sin embargo, al menos tres personas vieron a la criatura viva, asumiendo que murió de hambre después de que las médicos se llevaron a Prosvirina al hospital.

Los escépticos descartan la historia como leyenda urbana, señalando que los genetistas del Instituto Valilov de Genética General en Moscú, se vieron forzados a decir que las pruebas de ADN demostraron que se trataba de una hembra humana, más precisamente un feto nacido prematuramente con deformidades severas.

Por lo que consideraron que el gobierno Ruso mintió en su momento; otros expertos indicaron que las deformidades podrían haber sido en efecto por la contaminación por radiación grave de Kyshtym y sus alrededores durante el accidente que se produjo en 1957 y no en 1996, fecha en la cual Vasilievna Prosvirina deambulaba por la calle.

Muchos aseguran que en estos nuevos tiempos de divulgación y después de que en en los años 90 se encubriera el caso de Alióshenka; la Federación Rusa ha sido uno de los organismos gubernamentales que más detalles sobre OVNIs y extraterrestres ha proporcionado. 

Por mi parte, solo espero que pronto se desclasifique el caso de Alióshenka o Aleshenka, ya que dicen: este caso, guarda un gran misterio.

Si el artículo te gustó, no olvides compartir y buscar en Facebook al grupo: Dimensión alterna, publicamos artículos todos los días. Ver más artículos: Dimensionalterna.net

¿tu reaccion?

Conversación sobre el artículo