* En el 2002, varios soldados de las fuerzas especiales «declararon haber disparado» a un gigante pelirrojo de entre 3 y 4 metros, con la piel blanca, cabellos y barba rojizos, con 6 dedos en manos y pies.

* Varios testigos afirmaron que la batalla no solo cobró la vida de un soldado estadounidense, sino que el Gobierno tomó el enorme cadáver del atacante y se lo llevó a Estado Unidos.



Esta es una de las historias más extrañas que "ocurrieron" en la larga intervención militar de los Estados Unidos en Afganistán. Se dice que un grupo de las fuerzas especiales de Estados Unidos luchó y mató a un gigante de entre tres y cuatro metros de altura cerca de una cueva en Afganistán.

Varios testigos afirman que la batalla no sólo se llevó la vida de un soldado estadounidense, sino que el gobierno tomó el enorme cadáver del atacante y se lo llevó a Estados Unidos.

De acuerdo con una de las entrevistas realizadas al investigador L. A. Marzulli, una patrulla de soldados estadounidenses se perdió en cierta zona de Afganistán en el año 2002, tras lo cual enviaron a un grupo de las fuerzas especiales en su búsqueda.



Al llegar a una montaña, distinguieron la entrada de una cueva. Junto a la abertura de acceso localizaron algunos huesos y se posicionaron para estar alerta. Al poco rato vieron salir a un hombre muy alto, de 12 a 15 pies de altura (entre 3 y 4 metros). Su piel era blanca y sus cabellos y barba rojizos.

 

 

 



Uno de los soldados comenzó a disparar, pero el gigante lo atravesó con una lanza. Estaba recibiendo muchos impactos, sin embargo, aquel ser seguía desafiándoles. Entonces decidieron dispararle a la cabeza y, al fin, cayó. La criatura fue llamada «el gigante de Kandahar».

Un helicóptero se llevó el cuerpo del gigante después de envolverlo con una red. Uno de los soldados declaró que ese extraño hombre pelirrojo tenía seis dedos en las manos y en los pies. Elaboraron un informe, pero los altos mandos les ordenaron reescribirlo para evitar mencionar que se trataba de un gigante.

      

      

El piloto del helicóptero que se llevó el cadáver comentó que le habían ordenado recoger una «carga especial» y que las cámaras no estaban permitidas. «Era un hombre muerto muy grande, tanto que apenas cabía en la plataforma del helicóptero. Pesaría alrededor de unas 1.100 libras (unos 500 kilogramos)», afirmó el piloto. Además, corroboró los detalles que habían mencionado otros soldados.

 



En Afganistán, los nativos contaban historias sobre la existencia de gigantes que vivían en las cuevas. Según ellos, los huesos que había en la entrada de sus guaridas eran de las víctimas que los lugareños ofrecían como sacrificio.

Por otra parte, también existen leyendas sobre una raza de gigantes pelirrojos caníbales que vivieron en América del Norte, y se han encontrado algunos hallazgos arqueológicos que lo corroboran.

Por su parte, las páginas web conocidas por confirmar o negar la autenticidad de rumores o leyendas, aseguró que la historia es falsa. Para llegar a esta conclusión solo tuvieron en cuenta la declaración del portavoz del Departamento de Defensa: «No tenemos ninguna información sobre un soldado asesinado en Kandahar por un gigante».

Lo cierto es que la inforamación sobre el reporte es muy detallada y ni está demás en tomarse en cuenta. Al fin y al cabo cada quien cree en lo que quiere y en lo que no quiere creer. 

Sin más por el momento, te invito a formar parte del grupo de misterios en FB: Dando click aquí si es que quieres saber más al respecto de estos temas. 

Fanatica del tema OVNI Extraterrestre

¿tu reaccion?


Contenido relacionado

Conversación sobre el artículo