menu
* El templo de Veerabhadra está situado en el pueblo de Lepakshi al sur de Andhra Pradesh, India, a unos 15 km al este de Hindupur y aproximadamente 120 km al norte de Bangalore.
* El templo está adornado con pinturas y esculturas talladas en granito que cubren casi todas las superficies y es uno de los más misteriosos en la India.

Construido en el estilo típico de la arquitectura Vijayanagara, el templo presenta muchas esculturas de dioses, diosas, bailarinas y músicos y cientos de pinturas en las paredes, columnas y techos que representan historias de las epopeyas del Mahabharata, el Ramayana y el Puranas.

Se dice que el sitio fue construido como un destino de peregrinación para adorar al señor Shiva, una de las grandes deidades del hinduismo. En la parte delantera del templo hay un gran Nandi (toro), el monte de Shiva, que está tallado en un solo bloque de piedra, del cual se dice que es el mayor de este tipo en el mundo.

Narasimha Prakash



De acuerdo a la gran epopeya india, el Ramayana; el pueblo en donde se encuentra el templo es considerado como el lugar donde Jatayu cayó después de ser herido por Ravana. Jatayu es un pájaro mítico que luchó con el rey Ravana, pero no pudo vencerlo, y cayó al suelo mientras luchaba.

Cuando Rama llegó al lugar, vio al pájaro y le dijo con compasión: Le Pakshi, ("que se traduce del Telegu como, levántate, pájaro"), de ahí el nombre del pueblo.

Según los académicos convencionales, el templo Veerabhadra fue construido por los hermanos Viranna y Virupanna, que fueron gobernadores del Imperio Vijayanagar, durante el reinado del rey Achutaraya en el siglo XVI.

Aunque el templo se afirma como obra de dichos hermanos, al igual que muchos otros sitios increíbles e inexplicables, cualquier explicación de cómo lograron esta increíble hazaña sigue siendo algo muy complejo de alcanzar.

Sin embargo, el templo de Veerabhadra es famoso por otra maravilla de la ingeniería. 

Entre los 70 pilares de piedra, hay uno aún más intrigante. Se le conoce como el pilar colgante de Lepakshi, una columna que inicialmente parece ser una estructura que soporta el peso del techo, sin embargo, en una inspección más cercana, uno descubre que esta columna está de hecho en el aire, con su peso significativo dispersándose de alguna manera a lo largo del techo que la sostiene por lo que es posible pasar objetos como una hoja delgada de papel o un trozo de tela de un lado a otro.

 Se dice que el pilar está un poco alejado de su posición original debido a que un ingeniero británico trató de moverlo en un intento fallido de descubrir el secreto de su soporte.

Esta peculiaridad ha desafiado a muchos ingenieros que no lograron resolver el misterio detrás del pilar. La columna aparentemente no tiene ninguna función, aparte de mostrar las capacidades del constructor del templo.

Además, junto con un propósito pasado que sigue siendo difícil de alcanzar, también se desconoce cómo la estructura interna del templo soporta realmente el peso de la columna, y cómo fue que logró resistir en su lugar el paso del tiempo, junto con los distintos movimientos telúricos habituales de la zona.



Visitantes que demuestran la columna colgante del templo de Lepakshi.

Los métodos que se utilizaron para tallar templos enteros en un solo bloque de roca están ahora perdidos. Al igual de quienes fueron sus originales constructores.

Aunque la huella gigante encontrada en el piso del templo quizás pueda aportarnos una pista de quienes fueron las mentes maestras detrás de su construcción.

El Pilar Colgante de Lepakshi es claramente una hazaña increíble de la ingeniería antigua, aunque se afirma como obra de ancestros conocidos, permanece en gran parte sin explicación.

¿tu reaccion?

Conversación sobre el artículo