El soldado que se ocultó en la selva durante 30 años
Todos recuerdan la leyenda del soldado Japonés que creía que no había terminado la guerra y siguió escondido por muchos años, en realidad no es leyenda, es tan real que un 24 de enero de 1972 fue encontrado luego de permanecer escondido durante 28 años.

Luego del final de la segunda batalla de Guam, el 10 de agosto de 1944 el sargento del ejército imperial Japonés, Shōichi Yokoi junto con otros 10 soldados se dispersaron e internaron en la jungla hasta las cuevas de las colinas.

Allí permaneció escondido durante la ocupación norteamericana, convencido de la continuación de la guerra, jamás imaginó una rendición de su patria, apenas salía de su escondite para conseguir alimentos.

Cuando soltaron sobre la isla panfletos anunciando el final de la guerra 7 de los diez soldados que huyeron con él, decidieron entregarse, los otros lo creyeron una maniobra y se quedaron con Yokoi.

Los tres que permanecieron con él fueron muriendo a lo largo de los años, hasta que en 1964 se quedo solo.


La noche del 24 de Enero de 1972 los aldeanos Jesús Dueñas y Manuel de Gracia revisaban unas trampas camaroneras lo divisaron, creyéndolo un ladrón, lo atraparon, y entregaron a las autoridades.

Al conocerse la noticia, Yokoi se transformó en una celebridad, a pesar de convertirse casi en millonario al recibir las pensiones atrasadas de 28 años del ejercito mas intereses, se dedicó a defender y fomentar la vida austera, por ello fue recibido con honores por el emperador Akihito.

Finalmente murió en 1997 y fue enterrado en la misma tumba que ya poseía desde 1955.

A pesar de ser el mas famoso, no fue el último soldado japonés en rendirse después de la guerra, los siguientes fueron el teniente Hirō Onoda y el soldado Teruo Nakamura en diciembre de 1974.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook