* Julio Verne, el novelista y dramaturgo francés que en el siglo XIX imaginó otros mundos y “predijo” avances tecnológicos como el submarino, el helicóptero, el Internet y el viaje a la Luna.

*Inventó la figura del escritor divulgador, la cual consistió en brindar conocimiento científico de forma amena y exacta.



El escritor francés es homenajeado en todo el mundo por ser un visionario de la tecnología, característica que reprodujo en fantásticas obras como 'Veinte mil leguas de viaje submarino'

Julio Verne está de cumpleaños. Con su obra, "Veinte mil leguas de viaje submarino", el escritor francés nos llevó a través del Nautilus, la nave del capitán Nemo (protagonista del libro) a un mundo fantástico y lleno de artilugios electrónicos.

Verne fue un adelantado a su época. Predijo con gran exactitud en sus relatos ficticios la aparición de algunos de los productos generados por el avance tecnológico del siglo XX, como la televisión, los helicópteros, los submarinos o las naves espaciales.



“Verne estaba inventando una categoría de escritor que no existía cuando inició su carrera: la figura del escritor divulgador, que muchas veces es el papel que se le asigna al narrador de ciencia ficción, quien además de imaginar, parecería tener la responsabilidad de dar algún tipo de conocimiento no solo de forma amena, sino de manera exacta”.

Así lo señaló Alberto Chimal, autor de "La torre y el jardín", en una entrevista con el diario La Razón.

A 110 años del fallecimiento del llamado padre de la ciencia ficción, autor de más de 70 libros conocidos como Viajes Extraordinarios, uno de sus legados fue difundir conocimientos geográficos, geológicos, físicos y astronómicos.

“Lo que más le interesaba era la aplicación de la ciencia y la tecnología, así como el conocimiento del mundo, la geografía y las diferentes culturas de su época.

Él mismo era un viajero inmóvil, no salió de su propia tierra en la mayor parte de su vida, pero lo sustituía con sus lecturas; lo cual le dio una idea de lugares remotos que después describió en sus novelas como La vuelta al mundo en ochenta días o muchas otras”.

Explicó Chimal, escritor mexicano que ha destacado en el género de la ciencia ficción.



“Es un autor que escribe en una época en la cual el público estaba fascinado con esas posibilidades de progreso y que estaba constantemente anticipando lo que va a venir en la tecnología. Verne con sus novelas y cuentos potencia esa predicción”, subrayó.

Alberto Chimal agregó: 

“La obra de Julio Verne le dio a la cultura de occidente una idea del futuro, de lo que podía llegar a ocurrir, de lo que podría darle el uso de la tecnología. Uno de sus logros fue imaginar mucho más allá las posibilidades de su presente, con respecto al uso de la ciencia y la tecnología”.



Ello es debido a que Julio Verne, habló del uso de tanques de guerra, del lanzamiento de cohetes y la utilización del aire acondicionado, de una forma exacta, antes de su creación.

Por ejemplo, en el Libro "De la Tierra a la Luna" hizo “todos los cálculos matemáticos necesarios para definir las velocidades necesarias con las que se debe impulsar un cohete para salir fuera de la órbita terrestre; que casi coincide, con la velocidad inicial que se necesita en la actualidad para que un cohete pueda atravesar la atmósfera terrestre”.

Explicó Ariel Pérez Rodríguez, especialista en Ciencias Computacionales y creador de un sitio web sobre la vida y obra del escritor francés.

 



Le seguirían obras consideradas básicas en la literatura mundial: Veinte mil leguas de viaje submarino (1869) y La vuelta al mundo en 80 días (1873), que poco después de su publicación se estrenaron en el teatro.

No obstante, mientras el éxito le sonreía, su vida personal no iba por buen camino.

Su hijo Michel Verne era muy rebelde y fue recluido en un manicomio a petición de su esposa Jules. Después de algunos años, Michel salió, pero llevó siempre muy mal que su padre. De pequeño, Michel también estuvo en un correccional.

El 9 de marzo de 1886, caminando de regreso a su casa, su sobrino Gastón, de 25 años, le disparó con un revólver, sin razones claras, provocándole una cojera de la que no se recuperaría.



Tras probar suerte en la política, Verne se enfermó de diabetes, que finalmente lo llevó a la muerte, en el año 1905. Su hijo Michel Verne supervisó la publicación de sus últimas novelas La invasión del mar y El faro del fin del mundo.

a tumba de Julio Verne. Crédito: LepoSs / Wikimedia Commons CC BY-SA 2.0

Sin más, por el momento, te invito a formar parte de la comunidad del Misterio: Dando clic aquí publicamos artículos todos los días.

Da clic aquí para recibir notificaciones al instante a través de Telegram

No olvides buscar en Google: Dimensionalterna.net para ver más contenidos después.

Lo que se aporta a quienes leen este sitio, es una interpretación de ciertas fuentes. La interpretación propia de dichas fuentes. Y pueden estar equivocadas. Más aún, divulgamos para aprender, y aprendemos más cuando nos equivocamos y nos corrigen.

¿tu reaccion?


tambien podria interesarte

conversaciones de facebook