* Los esqueletos de una rareza peculiar, fueron encontrados durante la construcción de lo que hoy es una Casa de la Cultura, en Guanajuato.
* También se encontraron muchas vasijas y figuras de extraordinaria elaboración.



En 1995, en el municipio mexicano de Romita, ubicado en el estado de Guanajuato, El profesor de artes plásticas y escultura: Tito Serrano, encontró siete esqueletos enterrados al estilo antiguo de los otomíes y chichimecas, culturas originarias de la zona.

Luego de un análisis exhaustivo realizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se determinó que los restos tenían proporciones anatómicas muy singulares.

 

Esqueleto desenterrado en excavación de 1995 de lo que ahora es la Casa de la Cultura en Guanajuato.

Se dice que los esqueletos tenían la peculiaridad de ser mucho más grandes, que los encontrados en otros puntos del País. Muchos investigadores de lo paranormal califican de no ser de este mundo; argumentando que pudieran ser visitantes de otras Galaxias o sobrevivientes de civilizaciones desaparecidas como Lemurias o la Atlántida.

También circuló el rumor de que estas personas habrían medido 2.45 metros, pero algunos especialistas indican que su altura real pudo haber sido de entre 1.90 y 2.10 metros de altura. Sorprendentemente altos teniendo en cuenta que el tamaño de los habitantes del lugar era de aproximadamente 1.5 mestros de altura.



Entre las peculiaridades que llamaron la atención de los expertos; estaban sus cráneos con forma de bombilla y con cavidades oculares demasiado grandes, a diferencia de los humanos ordinarios. Además, los dedos de los pies eran muy largos y uniformes (sin puente), lo que llamó la atención de los investigadores ya que los pies de los seres humanos, regularmente tienen un descenso (puente)

* Los huesos fueron transferidos al Instituto de Antropología e Historia de Guanajuato, donde actualmente permanecen almacenados.

Hay testimonios de varios conquistadores españoles, en los que se narra que los aztecas creían que sus tierras habían sido habitadas por hombres y mujeres extremadamente altos, pero todos murieron después de una Guerra.

Curiosamente, si echamos un vistazo al Codex Rios o al Vaticano A Codex, la traducción italiana de un antiguo manuscrito; redactado durante la conquista española, encontraremos indicaciones que hacen mención a Giantes habitando Mesoamérica.

¿Sería esta una pruba de la llegada Nordica (Vikingos) mucho antes que Cristobal Colón descubriera America?

La llegada de los vikingos a América es un tema debatido por antropólogos e historiadores, pero hay pruebas de que la cultura nórdica habría llegado al contente mucho antes que Don Cristobal.



Todo lo que conocemos sobre los vikingos es obtenido de los relatos o sagas de algunos miembros de la cultura que registraron los acontecimientos de su comunidad, así como los hallazgos arqueológicos de los lugares donde habitaban.

Algunos relatos tienen elementos fantásticos, pero han ayudado a los investigadores a dar un idea de su forma de vida y su paso por el mundo.

Los Gigantes Quinametzin, los terribles gigantes que vivieron en la época prehispánica

Los Gigantes Quinametzin, los terribles gigantes que vivieron en la época prehispánica

* Según la mitología azteca, los gigantes de Quinametzin poblaron nuestro mundo durante la era anterior a la lluvia solar.

* De acuerdo con las representaciones del códice Rios, los guerreros aztecas incluso habrían luchado contra gigantes.

Diez Quinametzin se mencionan en la antigua mitología azteca. Se dice que cuando los conquistadores españoles llegaron a América, vieron gigantes reales de carne y hueso.

Estos eran conocidos como quinametzin (plural de quinametli, que puede traducirse como gigante). Existen versiones diferentes sobre los quinametzin. El historiador Mariano Veyta, por ejemplo, señaló que fueron los olmecas-xicalancas quienes descubrieron a los gigantes en el año 107 d. C.

Según se cuenta, aquellos indígenas llegaron a Tlaxcalla, Huexotzinco, Cholollan y a lo que hoy conocemos como Puebla en México y quedaron sorprendidos al encontrarse con hombres colosales y desnudos que se alimentaban de animales y frutos silvestres.

A pesar de ser tan bárbaros los gigantes, recibieron de paz a los forasteros y les permitieron poblar en sus tierras, mas sujetándolos al pago de cuantiosos tributos y a vejaciones tales, que llegó el momento de no poderlos sufrir más y de acabar con ellos.

Así que, tiempo después, los olmecas-xicalancas decidieron tenderles una trampa para aniquilarlos. Los indígenas les prepararon un gran festín, esperaron a que los gigantes se embriagaran y, aprovechando su vulnerabilidad para asesinarlos :(

Ya en la época colonial, algunos frailes atestiguaron cómo eran extraídos huesos gigantes de la tierra del nuevo continente. Por ello, dieron fe a la existencia de hombres gigantes.

 

El maestro Tito muestra una foto de los esqueletos Gigantes.

"No eran normales de acuerdo a su tamaño por este motivo solicitamos la intervención de los expertos del Instituto Nacional de Antropología E Historia" comenta el maestro en artes plásticas Tito Serrano quién fungía como director de la Casa de la Cultura.

Fue precisamente durante las excavaciones para la construcción del nuevo edificio de la casa de la cultura cuando los trabajadores avisaron del hallazgo a sus superiores, por lo que los trabajos fueron suspendidos mientras el INAH realizaba las investigaciones.

Afortunadamente el maestro Tito Serrano logro medir las osamentas por lo que determino que los siete esqueletos eran de igual estatura todos median 2 metros con 45 centímetros, aproximadamente y no de 1.90 y 2.10 metros, como mencionaron los especialistas en su momento. 

Tito Serrano descubridor de los esqueletos gigantes con Eulogio Soto Mahe, investigador paranormal.

Se sabe dice el profesor de arte; qué en otros puntos del mundo se han encontrado esqueletos de gran tamaño, como por ejemplo en España, Perú e Indonesia pero estos no han rebasado los dos metros con diez centímetros por lo que se puede afirmar que los encontrados en RomitaGuanajuato, México, son los que tendrían más estatura en el mundo.

Desafortunadamente parece ser que a las autoridades de la cultura e historia de esta localidad no les interesa el asunto, ya que a la fecha nadie ha indagado acerca de estos restos que el INAH tiene en custodia (si no es que ya los cedió al extranjero).

Han pasado ya muchos años de este hallazgo y no hay información con respecto a los esqueletos gigantes encontrados en Romita, hay muchas especulaciones; algunos afirman que por tratarse de seres Extraños fueron llevados a los Estados Unidos para sus análisis.

¿Seres de otras Galaxias? ¿Nordicos en Mesoamercica mucho antes que Colón?

No lo sabemos, pero esto es algo que en realidad pasó y que aún sigue latente.

Si la historia te gustó, compartirla con tus amigos.

Te invito a ingresar a nuestro grupo en FB: Dando click aqui,  publicamos artículos todos los días. 

No olvide guardar la página:  Dimensionalterna.net  para ver más contenidos después.

Lo que yo aporto a quienes leen este blog es una interpretación de ciertas fuentes. Mi interpretación de dichas fuentes. Y puedo estar equivocado. Más aún, divulgo para aprender, y aprendo más cuando me equivoco y me corrigen.

¿tu reaccion?


Contenido relacionado

Conversación sobre el artículo