Durante siglos, muchos grandes artistas en la historia, han ido más allá en sus escritos y pinturas sobre presentaciones de acontecimientos históricos. Más concretamente, las pinturas clásicas de la época del Renacimiento nos dan imágenes vívidas de aquellos tiempos.

* Desde papel tapiz y pinturas de todas partes del mundo. Las representaciones de objetos voladores en la cultura datan de siglos antes del famoso caso Roswell

* Existen un sinnúmero de obras que al parecer mostrarían la presencia de misteriosos objetos en los cielos, comúnmente denominados como ovnis.

La Madonna con el Niño y San Juan

La Madonna con el Niño y San Juan

Un ejemplo es la pintura titulada “La Madonna con el Niño y San Juan”, en donde muestra claramente una nave volando por el cielo justo sobre el hombro de la Virgen mientras está mirando a los dos niños pequeños. Detrás de ella, hay representados un hombre y su perro mirando con asombro y temor hacia el objeto, incluso parece que hay algún tipo de criatura al lado del hombre y su perro.

 



La "Anunciación con San Emigdio" y "El bautismo de Cristo"

La "Anunciación con San Emigdio" y "El bautismo de Cristo"

En el lado izquierdo podemos ver el fresco de la Anunciación con San Emigdio (1486), del artista italiano Carlo Crivelli.

La pieza fue elaborada para conmemorar el anuncio del arcángel Gabriel a la Virgen María, aunque la interpretación de la figura de donde se desprende el haz de luz depende de a quién se le pregunte. Para nosotros es claramente una nave, para los religiosos: un grupo de ángeles girando en torno a un círculo de nubes.

En el lado derecho podemos observar El bautismo de Cristo (1710), del holandés Aert De Gelder, pupilo de Rembrandt Harmenszoon van Rijn, inspirado en el pasaje bíblico de Mateo 3:16, del Nuevo Testamento: “Los cielos se abrieron, y al Espíritu como una paloma descendió sobre él".

En la obra un círculo se abre en el cielo y desprende haces lumínicas hacia el centro de la escena, mientras una diminuta ave parece descender. 

El triunfo del Verano

El triunfo del Verano

El triunfo del Verano es un tapiz datado en 1538, que se realizó en Brujas, Bélgica y representa la ascensión de un gobernante al poder. En la actualidad se encuentra en el Museo Nacional de Baviera, en Alemania.

Esta pieza decorativa posee a la izquierda como a la derecha varios objetos con forma de sombrero o de nave voladora clásica: un disco con un domo de tripulación. 

La Vida de la Virgen

La Vida de la Virgen

se encuentra en la basílica de Notre-Dame de Beaune, en Borgoña, Francia, que fue erigida en el siglo XIII y cuenta con elementos muy similares a las de El triunfo del Verano.

Pero estas no son las representaciones más antiguas de un figura con forma de platillo volador. En una pieza del siglo X del Prajnaparamita Sutra (Los Sutras de la Perfección de la Sabiduría), una colección de alrededor 40 historias de origen indio entre aproximadamente 100 aC y 600 dC,  surgen unas misteriosas series de objetos con forma de nave.

Prajnaparamita Sutra

Prajnaparamita Sutra

En un pasaje del Prajnaparamita Sutra (Los Sutras de la Perfección de la Sabiduría) se representan a las Vimanas, vehículo volador de origen hinduista. El texto asegura que voló con “la velocidad del viento” y dio a luz un “sonido melodioso”.

Glorificación de la eucaristía

Glorificación de la eucaristía

En Glorificación de la eucaristía (1600) del italiano Ventura Salimbeni aparece, una vez más, la figura de la orbe, ampliamente relacionado a lo sacro. Este fresco cobró notoriedad en la ufología porque el objeto que se encuentra entre Jesús y Dios posee una forma muy similar al famoso Sputnik, el satélite ruso que comenzó la carrera espacial con EEUU en 1957.

El trabajo, conocido como El Sputnik de Montalcino, fue realizado para la iglesia San Lorenzo de San Pedro, Montalcino, en la toscana itálica.



El "ovni" de Transilvania

El "ovni" de Transilvania

El fresco pintado una pared de la iglesia del Convento de los Dominicos en la ciudad de Sighișoara, ilustra un objeto en forma de disco sobre una estructura que parece estar expulsando humo. Esta pintura viene acompañada de una leyenda en alemán que dice:

“Israel, hoffe auf den HERRN”, que traducido seria: “Israel, pon tu esperanza en el Señor”.

Algunos expertos consideran que se trata de una pintura del siglo XIV, destruida y reconstruida en el siglo XVII, según indican en la página web del monasterio. Por desgracia nadie conoce al pintor que ilustró al extraño objeto en el fresco, ni el año en el que la hizo. Algunos informes sugieren que pudo pintarse después del año 1521, año en el cual La Biblia fue traducida al alemán.

Ilustración del "Utsuro-bune", de Nagahashi Matajirou en 'Ume-no-chiri' (1844)

Ilustración del "Utsuro-bune", de Nagahashi Matajirou en 'Ume-no-chiri' (1844)

En Japón hay tres textos que describen experiencias con el Utsuro-bune (bote hueco, en japonés): Toen shōsetsu (1825), Hyōryū kishū (1835) y Ume-no-chiri (1844). Allí se relatan el aterrizaje de un objeto misterioso que se encontró a la deriva frente a la costa de la provincia de Hitachi del este de Japón en 1803.

La ilustración retrata las características del objeto que hallaron los marineros flotando en el océano. Del “bote hueco” bajó una mujer, que al no hablar japonés, regresó a su nave y se perdió en el mar. Para los folclorista japoneses es solo una historia, para los ufólogos, una evidencia irrefutable.



La nave de flores

La nave de flores

La nave de flores (1916), una ilustración de Bala Sahib para el libro Chitra Ramaiana se describen vimanas de diferentes tamaños y formas, como un carro o carroza de los dioses, un mítico automóvil aéreo, a veces funcionando como un mero asiento o trono fijo, otras veces moviéndose por sí mismo y cargando a su ocupante a través del aire. Otras descripciones muestran al vimana más como una casa o palacio (se cuenta de uno que tenía siete pisos de altura). 

Esta fue una representación que evidencía estos vehículos que aparecen en múltiples obras religiosas. Cabe destacar que a lo largo de la historia, hubo incontables representaciones de máquinas voladoras que, en la cultura popular actual, podrían ser interpretados como Naves extraterrestres o Naves dimensionales. Algunos continúan sin explicación, otros tienen una lectura mítico/religiosa. Todo siempre depende de las creencias personales, a fin de cuentas.

No olvide dejar su comentario en la caja de comentarios y calificar el post.

 

Lo que se aporta a quienes leen este sitio, es una interpretación de ciertas fuentes. La interpretación propia de dichas fuentes. Y pueden estar equivocadas. Más aún, divulgamos para aprender, y aprendemos más cuando nos equivocamos y nos corrigen.

¿tu reaccion?


tambien podria interesarte

conversaciones de facebook