El arte de la guerra
Al mundo no le importan tus sentimientos.
De hecho, al mundo no le importas.

Lo que importa es lo que haces con lo que te tocó. Si lloras toda tu vida por tu falta de atributos y albergas resentimientos por lo pequeño que crees ser, terminarás devorado y derrotado por otros que crees que son mejores que tú.

El mundo no tiene favoritos, es impersonal, no le importa quien pierda o quien gane.

El universo no conspira ni en contra ni a favor tuyo, le eres totalmente indiferente.

Creditos: Arte de la Guerra

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook