El camino más largo del mundo para hacer a pie
comienza en L’Agulhas en África y llega a Magadán en el noreste de Rusia. En ningún momento se necesitará usar ni siquiera un bote pequeño para cruzar un río, porque toda la ruta está formada por carreteras con puentes.

El camino tiene 23.068 kilómetros de largo, y una persona que camine 20 kilómetros al día (una distancia normal para hacer pie) se tardaría 1153 días en recorrerlo, cubriendo 17 países, 6 zonas horarias donde el viajero experimentará todas las temporadas y los climas del mundo en su viaje. Hay que tener claro que los peligros estarán presentes en muchas partes del camino: desde la malaria hasta las mambas negras, pasando por países de inestabilidad política, guerras étnicas, hipopótamos, la hostilidad del Sahara, atravesar Siria y una buena parte de la Siberia invernal, para luego, encontrarte con la "carretera de los huesos" ya cerca de Magadán.

 

Necesariamente se deberán comprar algunas cosas imprescindibles en el camino como ropa para el desierto, ropa para la lluvia e incluso chalecos antibalas para las zonas rebeldes o donde existen guerras, o zonas  devastadas como Sudán del Sur. Hay un poco de todo en el camino, desde animales extremadamente peligrosos de la selva tropical hasta estar cerca del lugar habitado más frío de la Tierra en Rusia. Aún nadie ha sido capaz de conquistar este desafío, la cantidad de peligros extremos a enfrentar tal vez sea demasiado grande para cualquier aventurero. 

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook