En el pasado se creía que el mundo era sostenido sobre elefantes y una tortuga.
Durante milenios la humanidad se preguntó cómo se veía el mundo que estaba a su alrededor.

Casi nadie se podía imaginar en la antigüedad que la Tierra era en realidad algo parecido a una esfera que flotaba en el espacio, y cada cultura hizo su propia versión del planeta. 

Sin embargo, hubo una versión que trascendió en varias civilizaciones, y esa implicaba una gran tortuga.

Una de las primeras etnias en mencionar esto fueron los hindúes. Según ellos, el segundo avatar del dios Vishnu era Kurma, quien tenía la forma de una tortuga. 

La mitología dice que desde este gran reptil (y cuatro elefantes) se alzó una montaña donde reposa todo el cosmos. 

Historias similares se replicaron en China e inclusive entre los nativos norteamericanos. Básicamente, una tortuga que sostenía los cielos o todo el mundo en el que vivían los humanos.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook