El puente de los perros suicidas
En el puente Overtoun, cerca de la ciudad escocesa de Dumbarton, un letrero advierte a los dueños de perros de que deben sujetar a sus mascotas con una correa, desde que comenzaron a lanzarse al vacío en 1950. Muchas mascotas se mostraban intranquilas al cruzar el puente y saltaban por encima del muro. Unos 300 perros han muerto aquí desde entonces, aunque hay quien habla de 600.

Comenzó a correr la creencia de que el lugar era un portal hacia el infierno y que la hipersensibilidad de los animales hacía que se arrojasen al vacío. Décadas más tarde se llegó a la conclusión de que los canes saltaban al percibir el olor de los visones de la zona.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook