El ternero, los amigos y la familia
Un hombre sacrificó un ternero gordo, encendió la parrilla y le dijo a su hija: ''Hija, llama a nuestros seres queridos y vecinos para que coman con nosotros ...".

Su hija salió a la calle y gritó: "¡Ayúdenos a apagar un incendio en la casa de mi papá!".

Por unos momentos salió un grupo de personas y el resto actuó como si no hubiera escuchado. La gente que vino comió y bebió hasta hincharse. El padre se volvió hacia su aturdida hija y le dijo: "Las personas que vinieron no las conozco y nunca las había visto antes, entonces, ¿dónde están nuestros seres queridos, familiares y compañeros?". La hija dijo: " Los que salieron de sus casas vinieron a ayudarnos a apagar un incendio en nuestra casa y no para la fiesta, ya que estos son los que merecen generosidad y hospitalidad”. 

Conclusión: Quien no se encuentre a tu lado en un momento de angustia, no lo llames amigo o hermano ni familiar...Porque esos son los que se ríen de tí en momentos de prisa, y no merecen tu amabilidad, generosidad ni atención!

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook