LA CUEVA VERYOVKINA
El punto más cercano al centro de la Tierra.
Uno de los sueños de Julio Verne, según publicó en su novela '′Viaje al centro de la Tierra′' (1864) era adentrarse en el interior profundo de la Tierra. Ese mundo subterráneo que el ser humano, siempre atraído por los misterios, ha imaginado de mil maneras posibles. La cueva Veryovkina fue descubierta en 1968 por espeleólogos de la ciudad de Krasnoyarsk, que solo pudieron llegar hasta los 115 metros de profundidad.

 

Aunque la Cueva Veryovkina nos permite llegar lo más cercano que se conoce al difícil e inaccesible interior del planeta. Según se desciende, se descubre un tremendo laberinto. El descenso de los primeros 400 metros es muy complejo, debido a la estrechez del pasaje.

A los 800 metros aparecen varios corrimientos de agua, los que hacen que todo esté muy húmedo provocando una sensación de frío intenso. La sección transversal (o pared) de los pasajes suele estar entre 3 y 5 metros, pero en ocasiones es mayor de 15 metros.

En el caso de las galerías, el ancho de las mismas está entre 20 y 50 metros. Además la cueva tiene un sistema de túneles subterráneos de más de 6000 metros, un verdadero y desconocido mundo interior.

La cueva Veryovkina, de unos 2212 metros de profundidad, es la cueva más profunda del mundo y se encuentra en el paso entre las montañas Krepost y Zont en la región de Abjasia, un estado auto-declarado independiente pero que oficialmente es parte de Georgia.

Los científicos creen que se formó cuando el nivel del agua en el vecino Mar Negro descendió drásticamente hace millones de años.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook