menu
El descubrimiento sucedió en el templo de la diosa Hathor, aproximadamente a 70 kilómetro de Luxor, Egipto. En uno de los tantos jeroglíficos hallados en ese complejo funerario se muestra lo que muchos catalogan como una Bombilla Eléctrica.

En el jeroglífo se persibe cómo dos egipcios sostienen cada uno una especie de cristal de forma alargada y curva en cuyo interior se despliega una serpiente que sobresale de una flor de loto, que recuerdan a las bombillas o focos eléctricos de la actualidad. El tallo de esta flor parece estar “conectada” a una caja misteriosa que soporta el peso de un extraño personaje que sostiene un par de afilados cuchillos.

¿tu reaccion?

Conversación sobre el artículo