con sólo 6 años, es escoltada por delegados federales en Louisiana, 14 de noviembre de 1960.

Bridges fue la primer estudiante negra en una escuela para blancos, ella participó en un proyecto federal que pretendía acabar con la segregación racial en las escuelas del estado de Louisiana.

El 14 de noviembre de 1960, Ruby bridges se dirigió a la escuela William Franz en Nueva Orleans. Tomó coraje, entró a las dependencias del colegio y se encontró con la institución vacía.

El cuerpo docente se había negado a enseñar a la niña negra y los padres del resto de las/los estudiantes no los llevaron más a esa clase.

Sólo una maestra se ofreció a enseñarle y lo hizo todo ese año, como si tuviera la presencia de más estudiantes en la sala.

Al final del primer día de clase, tres alguaciles federales, armados, esperaban a la gran Ruby para escoltarla a casa, frente a una multitud de casi 1000 personas que la agredían verbalmente, la escupían y la amenazaban de muerte.