María la galleta
Cuando el 23 de enero de 1874 se celebró la boda entre el príncipe Alfredo, hijo de la reina Victoria de Inglaterra, y María Alexandrovna hija del zar Alejandro II de Rusia, los maestros reposteros James Peek y George Hender Frean, propietarios de la prestigiosa ‘Peek, Frean & Co' quisieron homenajear a la nueva integrante de la familia real británica con una nueva y original galleta diferente a los bizcochos que hasta entonces elaboraban y que se servían junto al tradicional té de las cinco.

Se decidió nombrar a la nueva galleta con el nombre de ‘Marie Biscuit’ en honor a María.

Desde ese momento los británicos eligieron esas galletas como sus favoritas, y en poco tiempo las convirtieron en un producto conocido en todo el planeta.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook