Las orcas disfrutan jugando con medusas como lo hace un perro con un juguete. Los científicos no han confirmado completamente por qué. Una sugerencia es que a las orcas les gusta sentir los aguijones en la lengua, lo que puede producir una sensación de hormigueo.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook