La teoría más extendida dice que una persona permanece consciente alrededor de 10 segundos tras ser decapitada, cuando finalmente deja de irrigar sangre oxigenada al cerebro.

Sin embargo, algunas anécdotas y experimentos argumentan que puede ser incluso por más tiempo. Un documento de 1905 cuenta que un criminal que había sido decapitado, seguía con los ojos abiertos 30 segundos después y miraba fijamente a aquellos que mencionaban su nombre.

Arte de: Marc Sijan.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook