Wae Rebo, un pueblo alejado
En lo alto de las montañas selváticas de la isla de Flores en Indonesia, a una altitud de 1300 metros, se encuentra uno de los últimos pueblos antiguos y aislados que quedan en el mundo.

Llamado Wae Rebo, el pueblo ha sido ocupado por la gente Manggaraian durante casi 2000 años.

Hay ocho casas tradicionales con techo de paja cónico llamadas Mbaru Tembong que están ocupadas por una o más familias. Subsistiendo de productos agrícolas como taro, café, verduras y la caza, su estilo de vida ha cambiado poco en dos milenios.

Está permitido visitar Wae Rebo, pero es extremadamente difícil encontrarlo y acceder a él en las montañas. Se necesitan guías para el viaje de dos días.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook