fbpx

El disco solar del faraón Akenatón ¿Quién era Atón?

En época de Amarna, Atón era un dios de bondad infinita, el que vivificaba la Justicia y el Orden cósmico, Maat, favoreciendo a todos los hombres por igual. El soberano era su enviado, y su profeta en la tierra, el único digno de inmortalidad.

Una de las familias faraónicas que mayor intriga causa a los investigadores y arqueólogos modernos, es la del Rey Akenatón. Tanto él como su esposa, la reina Nefertiti, su hija Maritaten, y su hijo ilegitimo, Tutankamón, se les representa con una silueta alienígena bastante particular. Cabezas y miembros alargados, ojos grandes y altura desmedida, son tan solo algunas de las características distintivas de este grupo de la realeza.

Por si fuera poco, tanto Akenatón como Nefertiti pasaron a la historia por su intento de cambiar radicalmente la forma de adoración que, por siglos, Egipto había mantenido. Los faraones que le sucedieron a Akenatón intentaron borrar su historia de los anales, la cual solo reapareció con el descubrimiento de la ciudad de Amarna en el siglo XIX de la era común.

Qué motivó a Akenatón en su intento por reformar la adoración del pueblo egipcio

Vale la pena ahondar en las posibles razones que impulsaron al faraón Akenatón en su intento por reformar el estilo de adoración egipcia. Por siglos, esta comunidad, como la mayoría de las civilizaciones de antaño, mantuvieron un sistema religioso politeísta, donde una gran cantidad de dioses influían en la vida de cada ciudadano.

En la época de Akenatón, los sacerdotes del dios Amón tenían gran control y autoridad religiosa y política. Su poder llegó a tal punto que comenzó a rivalizar con la propia figura del faraón. A fin de impedir una revolución o derrocamiento, Akenatón trasladó la capital de su imperio, de Tebas, a una ciudad que más tarde se conocería como Amarna.

Tanto él como la reina Nefertiti, intentaron convertir todo Egipto al culto de una deidad, Aten o Atón, un disco solar. Este fue el primer y quizá único intento de monoteísmo egipcio del que se tiene registro. En una sociedad donde la adoración de múltiples dioses era lo habitual, sorprende que una familia real intentará establecer un modelo monoteísta.

¿Qué era Atón, el disco solar del faraón Akenatón?

En las manifestaciones artísticas de la época, se representa a la familia de Akenatón iluminada por los rayos que proceden de un disco solar. Para algunos egiptólogos, dicho disco no es más que una representación del sol. Pero, para otros, bien pudiera tratarse de tecnología alienígena, como un OVNI.

Akenatón se convirtió en el único intercesor entre Atón y el resto de los hombres, ganando una prominencia mucho mayor que la de los sacerdotes de Amón. En las inscripciones y registros encontrados en la ciudad de Amarna, el rey explica la clase de dios que Atón era. Entre otras descripciones, alude a él como la fuente de una sabiduría infinita y suprema, el creador de todo lo existente y el único dios verdadero.

La influencia que Atón y su culto tuvieron en la vida del rey y del resto del pueblo egipcio, fue profunda y sobresaliente. Difícilmente podría tratarse de una simple adoración al sol, pues según quedó registrado, Atón brindaba iluminación intelectual y proporcionaba respuestas a las grandes cuestiones de la vida. Mucha de la información relacionada con Atón y su culto fue destruida por el sucesor de Akenatón, Tutankamón.

Algunas preguntas sin respuesta

El rechazo de Tutankamón hacia su antecesor y padre también es digno de mención, pues lo habitual era que el nuevo faraón evocara respeto e incluso adoración por sus antepasados. Por el contrario, Tutankamón intentó borrar de la historia la existencia de su padre y el culto a Atón, llevando la capital del imperio de vuelta a su lugar e instituyendo nuevamente la adoración de Amón.

El Himno a Atón, grabado en un muro de la tumba de Jeperjeperura Ay, y escrito por Ajenatón, es uno de las más bellos exponentes literarios de la cultura egipcia. Gran parte del clero, al perder sus privilegios, se opuso al culto preferente a Atón y los egipcios siguieron venerando a sus antiguos dioses.

Tras la muerte del Ajenatón se volvió paulatinamente a la situación anterior y, posteriormente, se abandonó Ajetatón (Amarna) y a la ascensión de la Dinastía XIX se pretendió borrar todo vestigio de la aventura teocrática de Amarna.

Únete la tribu en Facebook para compartir y conocer temas similares: D'A
Busca en FB a: Dimensión Alterna únete y comparte tu opinión en la comunidad.
Recibe actualizaciones inmediatas: Suscribir al grupo de whatsapp

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

oscarhttps://oscarsaid.com
Formador de historias verídicas y mitológicas en la configuración de D'A (Dimensión Alterna) puede seguirme en la red social o en el grupo de FB: Dimensión Alterna

Artículos relacionados

artículos populares

Una enfermera recibió la vacuna contra el coronavirus y murió a los dos días

Sonia Azevedo, una enfermera portuguesa, murió de muerte súbita dos días después de ponerse la vacuna contra el coronavirus de Pfizer. Natural de Maia, llevaba 10 años trabajando en...

¿Qué Ocurre cuando un Reo pasa por la Silla Eléctrica?

Aunque la silla eléctrica ya no es un sistema de ejecución utilizado de un modo generalizado, se sigue aplicando en algunos casos. Actualmente en...

CUANDO DUERMES….

¿Sabías que cuando duermes colocas tus manos en las partes del cuerpo que requieren sanación? Arriba de tu cabeza: buscas mayor conexión espiritual.En el pecho:...