fbpx

El Padre Crespi y el misterio de sus artefactos perdidos

La misteriosa historia de un sacerdote en Ecuador  que contó con supuesta información y evidencias de civilizaciones desconocidas, artefactos de oro extraños, un sistema de cuevas subterráneas que contiene una biblioteca metálica, representaciones de figuras extrañas que conectan América con Sumería, símbolos que representan una lengua desconocida, evidencia de contacto extraterrestre, y una conspiración del Vaticano con miles de artefactos faltantes.




Busca en Google el nombre de «Padre Crespi» y encontrarás docenas de sitios web que cuenta la extraña historia de un humilde sacerdote y su relación con una misteriosa colección de artefactos.




El hombre detrás del misterio

El Padre Carlos Crespi Croci fue un monje Salesiano que nació en Italia en el año 1891. Antes de convertirse en Sacerdote, estudió antropología en la Universidad de Milán. En 1923, fue asignado a la pequeña ciudad andina de Cuenca en Ecuador para trabajar entre indígenas. Fue ahí donde dedicó 59 años de su vida a obras de caridad hasta su muerte en 1982.

El Padre Crespi se ganó el reconocimiento del pueblo gracias a su incansables actividades caritativas – fue un excelente educador, antropólogo, botánico, artista, explorador, director de fotografía, y músico -, fue reconocido principalmente por sus intensos esfuerzos humanitarios en el Ecuador, en donde estableció un orfanato con medios de educación dignos, dio comida y dinero a la gente pobre, y su preocupación por las personas necesitadas nunca fue indiferente. El padre acostumbraba caminar por las avenidas de Cuenca, – Hoy sólo hay una estatua de él ayudando a un niño frente a la iglesia de María Auxiliadora. El Ayuntamiento de Cuenca ha estado trabajando con el Vaticano durante años para canonizar al Padre Crespi y tenerlo como un santo.

Fotografía del padre Crespi con algunos niños de la localidad. Museo de la Universidad Politécnica Salesiana

Sin embargo, no fue sólo la gente de Cuenca a la que ayudó. El Padre Crespi también tenía un profundo interés personal en las numerosas tribus indígenas en todo el Ecuador donde convivió y aprendió de sus culturas y tradiciones. La gente hablaba de su dedicación a una vida de pobreza voluntaria, a veces durmiendo con una sola manta en el suelo de pequeñas cabañas pertenecientes a las poblaciones indígenas.




A continuación te presento un pequeño clip filmado por el Padre Crespi en 1927, es la primera película de la vida y la cultura de la comunidad Shuar.

La colección Crespi

Fue debido a la dedicación del Padre Crespi que las personas comenzaron a llevarle artefactos como regalos de gratitud. Estos artefactos vinieron de todos los rincones del país y más allá, los artefactos eran representativos de las obras de casi todas las culturas indígenas del Ecuador. Él Padre recibía muchos objetos de todo tipo, incluyendo placas metálicas talladas, (que se pensaba eran réplicas de artefactos antiguos), pero Crespi siempre mostró su gran agradecimiento sin importar el valor de las aportaciones y tan pronto como pudo, comenzó a pagar a las personas por los objetos que le llevaron. Philip Coppens explica:

«Cuando la gente pobre le llevaba estas placas u otros artefactos, el padre se aseguraba de que las personas que le llevaban dichos artefactos fuesen recompensadas. Él sabía de la pobreza de las familias, pero el mismo orgullo de las personas, les impedía pedirle dinero, a menos que fuera como pago por algo. Y por lo tanto, más y más placas metálicas iban tupiendo su camino».

Con el tiempo, el Padre Crespi adquirió más de 50.000 objetos, muchos de los cuales se mantuvieron en el patio de la iglesia María Auxiliadora hasta que el Vaticano le dio permiso para iniciar un museo y albergar la colección. Por desgracia, muchos de los artefactos desaparecieron o se destruyeron en el incendio que tuvo lugar en 1962. Después de la muerte de él Padre Crespi, los artefactos sobrantes fueron retirados del lugar. Hubo varios reclamos en cuanto a lo sucedido con los artefactos que desaparecieron después del siniestro – hay quien dice que fueron almacenados en el archivo del sótano de María Auxiliadora, otros dicen que fueron vendidos a coleccionistas privados, y el resto de los artículos habrían sido enviados al Vaticano.

Padre Crespi con un artefacto metálico en la iglesia de María Auxiliadora.

El oro de los dioses

Miles de artefactos fueron catalogados como normales y podían ser clasificados de acuerdo a su edad y a la cultura indígena al que pertenecían, pero había un subconjunto que provocaba una gran controversia debido a su rareza y procedencia.




Algunos artefactos eran de un estilo muy parecido al de Babilonia, algunos otros parecían haber sido tallados en oro con motivos extraños y símbolos desconocidos que no parecían pertenecer a ninguna cultura sudamericana. Algunas de las laminas doradas parecían mostrar algún tipo de escritura antigua, aunque en la medida de lo que conocemos, nunca se logró identificar ninguno de ellos.

Un subconjunto de los artefactos de la colección del Padre Crespi, fotografiada por J oro Barton, que visitó al Padre Crespi en la década de 1970.

 

Richard Wingate, un explorador con sede en Florida y escritor, visitó al Padre Crespi a mediados y a finales de la década de 1970. Richard fue el único que lograría fotografiar la amplia colección de artefactos. Él dijo: “En un cobertizo polvoriento, agobiante en el porche lateral de la Iglesia de María Auxiliadora en Cuenca, Ecuador, se encuentra el más valioso tesoro arqueológico en la tierra. Allí se almacena el valor en oro puro y deslumbrante de más de un millón de dólares, y mucha plata, sin embargo, el valor de las piezas no está valuado en el capital del oro, sino en el valor arqueológico, cultural e histórico. Hay artefactos antiguos pertenecientes a diferentes culturas, como la: asiria, egipcia, china, africana todas perfectas en mano de obra y belleza que cualquier director de un museo podría apreciar fácilmente, estos artefactos podrían ser considerados como adquisiciones de primera clase. Esta podría ser la colección más extraña de objetos arqueológicos antiguos, y su verdadero valor reside en las cuestiones históricas que plantean y exige respuestas. Sin embargo, todo esto es materia desconocida para los historiadores. [Compilado por Glen W Chapman , 1998].
Un vídeo muestra al Padre Crespi con los artefactos más raros. El Padre Crespi habría dicho que esos artefactos no procedían de Ecuador, sino de Babilonia.

En 1973, el astronauta suizo Erich von Däniken lanzó su libro titulado «El oro de los dioses«, afirmando que Juan Moricz, un empresario argentino-húngaro aristocrática, descubrió una serie de túneles en las cuevas de los Tayos de Ecuador que contenía una ” Biblioteca de metal “y numerosos objetos de oro que fueron entregados a Crespi, quien forma parte de su ya controvertida colección. Por otra parte, Däniken afirmó que los artefactos habían sido creados por una civilización perdida con la ayuda de seres extraterrestres. De este modo Él Padre Crespi y la historia de sus artefactos dieron un salto inesperado a la fama.

Según Moricz y Däniken, la llamada Biblioteca metálica consistía en miles de libros hechos con páginas metálicas, cada página grabada en un lado con símbolos, diseños geométricos e inscripciones.

Interior de la cueva de los Tayos.

Qué pasaría con los misteriosos libros y páginas metálicas, ¿realmente fueron autenticas? o simplemente fueron buenas falsificaciones chapadas en oro de muy buena calidad.

Tal vez nunca sepamos el origen ni el destino que tuvieron todas estas placas y laminas. Los invito a buscar más información al respecto, tal vez haya alguien que contenga un mayor número de datos al respecto = ).




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

oscarhttps://oscarsaid.com
Formador de historias verídicas y mitológicas en la configuración de D'A (Dimensión Alterna) puede seguirme en la red social o en el grupo de FB: Dimensión Alterna

Artículos relacionados

artículos populares

Una enfermera recibió la vacuna contra el coronavirus y murió a los dos días

Sonia Azevedo, una enfermera portuguesa, murió de muerte súbita dos días después de ponerse la vacuna contra el coronavirus de Pfizer. Natural de Maia, llevaba 10 años trabajando en...

¿Qué Ocurre cuando un Reo pasa por la Silla Eléctrica?

Aunque la silla eléctrica ya no es un sistema de ejecución utilizado de un modo generalizado, se sigue aplicando en algunos casos. Actualmente en...

CUANDO DUERMES….

¿Sabías que cuando duermes colocas tus manos en las partes del cuerpo que requieren sanación? Arriba de tu cabeza: buscas mayor conexión espiritual.En el pecho:...