fbpx

¿Estamos viviendo en una simulación de super computadora?

Desde la década de 1990, investigadores de las ciencias naturales y sociales han empleado simulaciones de computadora para intentar responder preguntas acerca del mundo: cuáles son las causas de la guerra; qué sistemas políticos son los más estables; de qué manera afectará el cambio climático a la migración global.

La calidad de estas simulaciones es variable debido a que está limitada por la capacidad de las computadoras modernas para imitar la enorme complejidad de nuestro mundo… y dicha capacidad no es muy buena.

Pero ¿qué tal si un día las computadoras se volvieran tan potentes y estas simulaciones tan sofisticadas que cada “persona” simulada en el código de la computadora fuera un individuo tan complejo como ustedes o como yo, a tal grado que creyera estar realmente vivo? ¿Y qué tal si esto ya ha sucedido?

En 2003, el filósofo Nick Bostrom planteó un ingenioso razonamiento de que quizás estemos viviendo en una simulación de computadora creada por una civilización más avanzada.

Él sostenía que, si se cree que nuestra civilización algún día realizará muchas simulaciones sofisticadas con respecto a sus predecesores, entonces hay motivos para creer que probablemente en este momento estemos en una simulación de algún predecesor. ¿Cuál era su razonamiento? Si en algún momento la gente desarrolla tecnologías de simulación —sin importar cuánto tiempo lleve— y si le interesa crear simulaciones de sus predecesores, entonces el número de personas simuladas con experiencias como las nuestras superará por mucho el de las personas no simuladas.

Rizwan Virk, científico de la computación y desarrollador de videojuegos en el MIT, acaba de publicar un nuevo libro en el que trata este tema. Éste, en el libro “La hipótesis de la simulación” utiliza multitud de argumentos para apoyar la teoría de que los seres humanos vivimos en una simulación. El portal Digital Trends lo ha entrevistado para conocer su opinión al respecto.

Virk relata al medio citado una experiencia que le influyó a la hora de escribir el libro. Éste explica que jugó al ping pong en Realidad Virtual y le resultó tan realista que se olvidó completamente de que estaba en una simple habitación con unas gafas de VR.

Al terminar la partida, Virk se intentó apoyar en la mesa virtual y casi cae al suelo, ya que la mesa no existía realmente. Esta experiencia le resultó algo perturbante al científico, puesto que se dio cuenta de que los videojuegos podrían llegar a ser tan reales que podríamos no distinguirlos de la realidad.

La idea fundamental de la hipótesis de la simulación de Virk es que todo lo que está a nuestro alrededor forma parte de un MMORPG muy sofisticado; esto es, un juego de rol multijugador masivo en línea. Supuestamente, cada humano es un jugador del juego; aunque, la hipótesis trata dos modalidades.

En la primera, todos somos Inteligencia Artificial ejecutada directamente desde el ordenador de otra persona perteneciente a una civilización más avanzada. En la otra, los humanos somos “personajes de jugador”; personas conscientes que existen fuera de la simulación pero que ocupan un personaje para jugar. Tal y como en algunos juegos escogemos un enano o un elfo.

¿Por qué crearía una civilización una simulación como la nuestra?

Virk cree que, en caso de que los humanos vivamos en una simulación, ésta podría haber sido creada para ver cómo nos comportamos. En cierto modo, ver cómo terminaría una civilización simulada; observando así si nos destruiríamos entre nosotros o crearíamos nuestra propia simulación.

Mirándolo desde la teoría de los “personajes de jugador”, Virk cree que podría servir para que nuestros creadores hicieran cosas que en la vida real no pueden. Es un argumento con bastante lógica, puesto que los seres humanos también hacemos lo propio en los videojuegos. La serie llamada WestWorld trata precisamente este tema.

“Es más probable que vivamos en una simulación a que no”

Si estamos dentro de un juego o simulación, lo más probable es que cada uno de nosotros tenga misiones u objetivos que cumplir. Virk relaciona nuestro personaje con las tradiciones místicas orientales y las religiosas occidentales. Así, cada personaje contaría con determinadas características. Del mismo modo, relaciona los deseos con los deportes que realizamos o no.

También vincula estos “objetivos” con los empleos que realizamos. Pese a ello, cree que aquellos que nos dirijan tienen libertad de elección para decidir lo que hacemos a continuación. Tal y como ocurre en la mayoría de videojuegos multijugador.

Por otra parte, si nos extinguimos sin crear una simulación, no sería una prueba fehaciente de eso, sino que sólo las probabilidades serían más altas, considerando la hipótesis. Mientras tanto, nunca sabremos que vivimos en una simulación y no, los deja vú, no son falla de la Matrix, o al menos eso creemos. Si los viajes en el tiempo son posibles, ¿esto no lo es?

Únete la tribu en Facebook para compartir y conocer temas similares: D'A
Busca en FB a: Dimensión Alterna únete y comparte tu opinión en la comunidad.
Recibe actualizaciones inmediatas: Suscribir al grupo de whatsapp

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

oscarhttps://oscarsaid.com
Formador de historias verídicas y mitológicas en la configuración de D'A (Dimensión Alterna) puede seguirme en la red social o en el grupo de FB: Dimensión Alterna

Artículos relacionados

artículos populares

Una enfermera recibió la vacuna contra el coronavirus y murió a los dos días

Sonia Azevedo, una enfermera portuguesa, murió de muerte súbita dos días después de ponerse la vacuna contra el coronavirus de Pfizer. Natural de Maia, llevaba 10 años trabajando en...

¿Qué Ocurre cuando un Reo pasa por la Silla Eléctrica?

Aunque la silla eléctrica ya no es un sistema de ejecución utilizado de un modo generalizado, se sigue aplicando en algunos casos. Actualmente en...

CUANDO DUERMES….

¿Sabías que cuando duermes colocas tus manos en las partes del cuerpo que requieren sanación? Arriba de tu cabeza: buscas mayor conexión espiritual.En el pecho:...