fbpx

La señal Ross 128: algo o alguien en el espacio está intentando contactar con el ser humano

El pasado 12 de mayo un equipo de científicos del Laboratorio de Habilidad Planetaria detectó señales “muy peculiares” procedentes de la estrella Ross 128 (GJ 447), una enana roja que se encuentra apenas a 11 años luz de distancia. Los investigadores captaron una serie de pulsos de banda ancha cuasi-periódicos con características de dispersión muy fuertes, parecidos a los que emiten algunos satélites.




El equipo buscó la misma señal en estrellas contiguas a Ross 128 sin éxito, por lo que parecía proceder únicamente de esta enana roja. “Creemos que las señales no son interferencias locales de radiofrecuencia (RFI) ya que son únicas para Ross 128 y las observaciones de otras estrellas inmediatamente antes y después no muestran nada similar”, asegura en un comunicado el laboratorio.

Los científicos tratan de encontrar una explicación lógica

La captación se produjo con motivo de una campaña de observación de enanas rojas cercanas, el tipo de estrella más común de la Vía Láctea que por su baja luminosidad no pueden ser percibidas fácilmente. El objetivo de esta campaña encontrar información sobre la radiación y el entorno magnético que hay alrededor de estas estrellas o, incluso, detectar la presencia de nuevos objetos subestelares, como planetas.

El equipo que localizó las señales estaba llevando a cabo observaciones en la banda C (entre 4 y 5 GHz) desde un gran telescopio del Observatorio de Arecibo, en Puerto Rico. Los científicos tratan ahora de encontrar una explicación lógica a los insólitos destellos. En este sentido consideran que sería precipitado asegurar que se trata de algún tipo de inteligencia extraterrestre. “La recurrente hipótesis alienígena es la última que contemplamos”, comentan.




El astrobiólogo Abel Méndez reconoce que “el campo de visión del observatorio de Arecibo es lo suficientemente amplio, por lo que existe la posibilidad de que las señales no fueran causadas por la estrella, sino por otro objeto que estuviera en la misma línea de visión”. Además, hay que tener en cuenta que “algunos satélites de comunicaciones transmiten en las mismas frecuencias que nosotros observamos”, indica.

Imagen virtual de un planeta con una masa equivalente a 13 Tierras en órbita alrededor de una estrella enana roja que se encuentra a 9.000 años luz del Sol (Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian)

Posibles explicaciones

Los científicos barajan tres posibilidades distintas sobre la procedencia de las extrañas señales: podrían tratarse de emisiones procedentes de la propia estrella, parecidas a llamaradas solares, o bien de emisiones de otro objeto en el mismo campo de visión de Ross 128, o incluso de un fogonazo de los motores de un satélite científico terrestre en una órbita muy alta, ya que los de órbitas bajas parecerían moverse muy rápidamente y saldrían casi de inmediato del campo de visión del telescopio.

Pero las tres posibles explicaciones plantean algunos inconvenientes. Por ejemplo, las llamaradas del tipo II normalmente ocurren en frecuencias mucho más bajas, y la dispersión de las señales sugiere un origen mucho más difuso, como podría ser la atmósfera de la estrella. Por otra parte, no hay muchos objetos en el mismo campo de visión de Ross 128, y tampoco se ha visto nunca a un satélite emitir llamaradas como esa.




El éxito sería encontrar de nuevo la señal justo en la ubicación de la estrella, y no solo en sus alrededores

“Sin embargo -asegura Méndez- tenemos aquí un misterio abierto, y las tres explicaciones principales son, en estos momentos, tan válidas como cualquier otra”. “El éxito sería encontrar de nuevo la señal justo en la ubicación de la estrella, y no solo en sus alrededores. Si no lo conseguimos, el misterio se hará más grande”, asevera el astrobiólogo.

Por desgracia, la intensidad de las señales es demasiado baja como para que puedan detectarse con otros telescopios. Sin embargo, astrónomos del SETI, organización dedica a la búsqueda de señales de vida extraterrestre, aseguran que su grupo “es muy consciente de las señales” de Ross 128, y no descartan utilizar su potente telescopio (el Allen Telescope Array, en California), para comprobarlas por su cuenta. De momento, los científicos que encontraron las señales aseguran que continuarán investigando su origen.

Los científicos continuarán investigando el origen de las señales.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

oscarhttps://oscarsaid.com
Formador de historias verídicas y mitológicas en la configuración de D'A (Dimensión Alterna) puede seguirme en la red social o en el grupo de FB: Dimensión Alterna

Artículos relacionados

artículos populares

Una enfermera recibió la vacuna contra el coronavirus y murió a los dos días

Sonia Azevedo, una enfermera portuguesa, murió de muerte súbita dos días después de ponerse la vacuna contra el coronavirus de Pfizer. Natural de Maia, llevaba 10 años trabajando en...

¿Qué Ocurre cuando un Reo pasa por la Silla Eléctrica?

Aunque la silla eléctrica ya no es un sistema de ejecución utilizado de un modo generalizado, se sigue aplicando en algunos casos. Actualmente en...

CUANDO DUERMES….

¿Sabías que cuando duermes colocas tus manos en las partes del cuerpo que requieren sanación? Arriba de tu cabeza: buscas mayor conexión espiritual.En el pecho:...