Inocente hasta que se demuestre lo contrario.