Pero que me miras sigo siendo talla S.