Gato de barco
Los gatos de navío son gatos comunes que son embarcados en los navíos para combatir a las plagas, además de ofrecer compañía a los marineros en sus largas jornadas distantes del hogar. El uso de gatos en embarcaciones data de la Antigüedad, y continúa siendo frecuente en muchas embarcaciones comerciales y algunas militares actuales.


El más famoso gato marinero fue el Gato Simon, que estuvo a bordo de la fragata británica Amethist entre 1948 y 1949, donde sobrevivió a un ataque de artillería china, elevando la moral de la tripulación superviviente. Retornando a Inglaterra, Simón fue reconocido como héroe de guerra. Murió por una virosis en noviembre de 1949, siendo su entierro acompañado por centenares de personas, incluyendo toda la tripulación del navío. Simón recibió la medalla "Dickin", dada a animales que contribuyeron en acciones militares así como las honras militares navales de Inglaterra. La Marina militar inglesa prohibió los gatos o cualquier otra mascota a bordo, en 1975, aduciendo razones higiénicas.

Los gatos han sido llevados en navíos por varias razones, siendo la más importante la caza de ratas y ratones que, inevitablemente, encuentran un local propicio en las calientes y húmedas bodegas de las embarcaciones, causando daños a las cuerdas y partes de madera.

Aún más seria es la amenaza de tales animales a la salud de los tripulantes, una vez que los ratones pueden devorar parte de las provisiones y transmitir enfermedades, una consideración importante cuando el navío permanece por mucho tiempo en el mar.
Los ratones pueden aun inutilizar el uso de ciertos tipos de cargas transportadas, como cereales, granos y demás alimentos.



¿tu reaccion?

conversaciones de facebook