* El investigador sudafricano Michael Tellinger* que se dedica a recorrer el sur de África buscando huellas de civilizaciones perdidas, registró lo que podría ser una de las mejores piezas de evidencia sobre la existencia de gigantes en la Tierra hace mucho, pero mucho tiempo.

Los geólogos se han maravillado con esta huella gigante de granito en bruto, de unos 4 pies de largo o bien 1,20 metros de largo.

Se encuentra ubicada en la Ciudad de Mpuluzi, Sudáfrica, cerca de la frontera con Swazilandia. Se estima que la pisada puede haberse realizado entre 200 millones y 3 mil millones de años cuando esa roca de granito comenzó a formarse en la historia de la Tierra.



            

Esta extraordinaria pisada en granito fue descubierta en 1912 por un cazador llamado Stoffel Coetzee, que se desplazó por esta área remota conocida como Eastern Transvaal, abundante en vida salvaje.

Este tipo de roca granítica en la geología oficial de Sudáfrica es llamada Mpuluzi Batholith (Granito) y oficialmente el origen de esta roca data de aproximadamente 3.100 millones de años. Es un apasionante misterio que necesita un examen científico.

El investigador Michael Tellinger filma por primera vez la huella que ya era conocida por los nativos desde tiempos inmemoriales.

Para los aborígenes de la región no es ningún misterio, ya que afirman que es la huella de “tonto grande”, un ser gigantesco de su mitología, también algunos habitantes la llaman la huella de “Adán” el primer hombre.



      

Sin embargo, San-usi, líder espiritual de los nativos, aseguro que la huella fue dejada por  Impuluzi, que significa “la diosa desnuda”, mientras corría sobre la ceniza de la lava caliente.

Según Baba Mutwa, otro líder espiritual, la huella gigante es el lugar más sagrado en Sudáfrica. Manifestando que no podía entender por qué el gobierno todavía no había tomado medidas para protegerla.

Baba Mutwa señaló las colinas que rodean la huella e indicó que este es un lugar de amor, de paz y de curación y que la huella Impuluzi está ahí para servir al poder del bien.

Contó que cuando era un niño en 1937, fue llevado a la huella de Impuluzi por su madre, después de haber sufrido una grave enfermedad de la cual fue curado por intervención de la diosa.



      

La huella corresponde a un pie izquierdo y desde que tienen memoria, los nativos colocan ofrendas y monedas en el lugar.

Esta huella es una prueba más de que los gigantes existieron en la noche de los tiempos, ya que están presentes en casi todas las culturas de la Tierra. Son citados en todos los mitos y leyendas y en los libros sagrados de todos los pueblos.

Además existen múltiples hallazgos arqueológicos que demuestran su existencia en el pasado. Se han hallado huesos fósiles y herramientas de hombres gigantescos en la ex Unión Soviética, en China, India, Filipinas, también se encontraron en Grecia, en Italia, en España, Marruecos, en Oriente Medio (Siria), además de diversos lugares en los Estados Unidos.

Si el artículo te gustó, te invito a compartirlo con tus amigos y a formar parte del grupo de misterios en FB:  Dando click aquí  hay artículos todos los días.

No olvides guardar la página:  Dimensionalterna.net  para ver más contenidos después.

Lo que se aporta a quienes leen este sitio, es una interpretación de ciertas fuentes. La interpretación propia de dichas fuentes. Y pueden estar equivocadas. Más aún, divulgamos para aprender, y aprendemos más cuando nos equivocamos y nos corrigen.

¿tu reaccion?


tambien podria interesarte

conversaciones de facebook