Petra en Jordania es, sin duda, el testimonio más importante dejado por los nabateos. Sin embargo, unos kilómetros más al sur, en Arabia Saudí, se esconde un lugar igual de mágico, con restos arquitectónicos de la época preislámica. Este lugar se llama Madain Saleh (ciudad de Saleh en árabe).

Madain Saleh, también conocida como la ciudad de Hagra o Al Hijr en árabe (lugar de la Roca) se encuentra a unos 800 kilómetros al norte de Jeddah en la Provincia de Al Madinah. Después de Petra, es el segundo testimonio más importante dejado por la civilización nabatea cuyo apogeo se sitúa entre los años 100 antes de Cristo y 150 después de Cristo.

Mada'in Saleh -Archaeological Site - Arabia Saudita

La enigmática construcción de Mada'in Saleh, deja perplejo a muchos, donde es imposible no preguntarse ¿Cómo pudieron esculpir esta maravilla sobre la roca de arenisca 100 años antes de Cristo?

Según el Corán, el primer asentamiento en la ciudad de Al-Hijr data de alrededor del tercer milenio antes de Cristo durante el Reino de los Thamudis. Una leyenda cuenta que el Profeta Saleh fue enviado allí por Allah para que cambiaran de religión pero al fallar, Allah les castigó con un terremoto.

Algunas de las inscripciones encontradas en la zona están datadas en el segundo milenio antes de Cristo. Sin embargo, todos los elementos arquitectónicos restantes se fechan al período de las civilizaciones Thamudi y Lihyan. Más, el paisaje que recibe al visitante no decepciona: unas rocas se levantan en medio de un desierto inmenso y en función de la hora del día, se reflejan unos colores que magnifican el escenario. Allí, habrían sido los Nabateos quienes construyeron una ciudad entera de piedra unos 100 años antes de Cristo.

En 2008, la Unesco proclamó a Mada'in Saleh Patrimonio de la Humanidad, convirtiéndose en el primer lugar de Arabia Saudí en conseguirlo.

Mada'in Saleh está considerada los segundos restos de la cultura nabatea más importante tras Petra. Cerca de 131 tumbas se encuentran desperdigadas a lo largo de 13.4 kilómetros junto con cisternas, murallas, y torres.