* En 1944, cuando era un niño de diez años, Newton Anderson estaba alimentando el horno de carbón en la casa de sus padres.

* Por casualidad dejó caer un trozo de carbón sobre el suelo del sótano y se rompió por la mitad, revelando que contenía una campana en su interior.

El carbón bituminoso que se extrajo de una veta subterránea en el condado Upshur de Virginia Occidental, EE. UU., está fechado como del Período Carbonífero, que se supone que ocurrió hace aproximadamente los 323 y 298 millones de años.

 

 



Entre 1963 y 1964 un hombre llamado Boris Bilas llevó la campana al Departamento de Geología de la Universidad de Delaware en Wilmington, donde fue estudiada.

Durante el análisis, confirmaron que la campana había sido hecha a mano.

Más tarde el Dr. John Morris del Instituto para la Investigación de la Creación analizó el artefacto en el laboratorio de la Universidad de Oklahoma, allí un análisis de activación nuclear determinó que la campana estaba compuesta principalmente de bronce y reveló que contiene una mezcla inusual de metales, diferente a cualquier producción de aleaciones modernas conocidas.



También se realizaron investigaciones de la figura con forma de demonio colocada sobre la campana.

Se descubrieron semejanzas con Pazuzu, el demonio babilónico del viento del sudoeste, y con la deidad hindú Garuda.

Garuda, el heraldo de los dioses

Tanto el demonio babilónico como la figurilla de la campana tienen un revelador cuerno sobre sus cabezas (parcialmente roto en la campana) y sus estrechas caras son extrañamente parecidas. Garuda (un dios volador picudo) se representa a veces en la parte superior de campanas, al igual que la diosa egipcia alada Isis.

 



Han pasado varias décadas y hasta ahora nadie sabe realmente quien fabricó esta campana y como llegó a estar incrustada dentro del carbón.

Muchos especulan que podría haber existido una civilización que sufrió un gran cataclismo hace millones de años atrás, y una de sus campanas, fue enterrada con una masa flotante de escombros vegetales que más tarde se convertiría en carbón y que finalmente terminaría, millones de años después, en la carbonera de Newton Anderson.

El descubrimiento de la campana presenta un grave problema para las escalas de tiempo evolutivo.

¿Cómo es posible que se pueda encontrar una campana de bronce incrustado en el carbón que se formó antes de que los dinosaurios siquiera evolucionaran?

Sin más, por el momento, te invito a formar parte de la comunidad del Misterio: Dando clic aquí publicamos artículos todos los días.

Da clic aquí para recibir notificaciones al instante a través de Telegram

No olvides buscar en Google: Dimensionalterna.net para ver más contenidos después.

Lo que se aporta a quienes leen este sitio, es una interpretación de ciertas fuentes. La interpretación propia de dichas fuentes. Y pueden estar equivocadas. Más aún, divulgamos para aprender, y aprendemos más cuando nos equivocamos y nos corrigen.

¿tu reaccion?


tambien podria interesarte

conversaciones de facebook