Ámsterdam: la reina Máxima acaba de abrir un puente impreso en 3D. Es el primer puente de metal impreso en 3D del mundo, fabricado con alambre de acero inoxidable.

“The Bridge”, es totalmente funcional y está pensado para que cruce uno de los canales más antiguos y famosos de Ámsterdam, el Oudezijds Achterburgwal, en el famoso Barrio Rojo.

Fue propuesto por primera vez en 2015. La idea inicial fue la de imprimir el puente en el propio canal, aunque finalmente se desechó a favor de una impresión en un entorno controlado.

Para la construcción de The Bridge crearon herramientas específicas y desarrollaron un software propio para controlar a los robots, que fueron programados para controlar máquinas de soldadura a gran escala siguiendo las normas y regulaciones de seguridad.

The Bridge fue presentado durante la Dutch Design Week el pasado mes de octubre.

No es el primer puente del mundo impreso en 3D, pues ese honor lo tenemos en España, concretamente en la localidad madrileña de Alcobendas, donde en 2016 se instaló el primer puente peatonal impreso en 3D en hormigón. Pero sí se trata del primero de su especie, pues este nuevo puente está construido en acero inoxidable y cuenta con una serie de sensores inteligentes diseñados para registrar cualquier variación en el puente -tensión, rotación, carga, desplazamiento, vibración- lo que le convierte en un ejemplar único dentro del mundo de las pasarelas.

Este pionero puente lleva el sello de la compañía de robótica holandesa MX3D, que lo presentó durante la Dutch Design Week el pasado mes de octubre. Este puente, de algo más de 12 metros de longitud y llamado simplemente “The Bridge”, es totalmente funcional y está pensado para que cruce uno de los canales más antiguos y famosos de Ámsterdam, el Oudezijds Achterburgwal, en el famoso Barrio Rojo.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook