Toda perla es consecuencia de una ostra que fue herida por un grano de arena que entró en su interior. Una ostra que no es herida, no puede producir perlas.

En la parte interna del molusco se encuentra una sustancia llamada nácar, cuando un grano de arena penetra accidentalmente en la parte interior de las valvas de la ostra, esta recubre el grano, con miles y miles de capas de nácar para protegerse. Como resultado, se va formando una perla hermosa y brillante.

Las perlas son quistes de nácar que forman los moluscos para aislar un cuerpo extraño que entró en su cuerpo.

La perla natural es rara, solo se encuentran en museos. La mayoría de las perlas que encuentras en el mercado hoy en día se cultivan.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook